Incumplimiento Norma del agua

Categoría: Articulos Publicado el Sábado, 14 Septiembre 2013 Escrito por Super Usuario

SEÑORES JUECES DE LA SEGUNDA SALA DE LO CIVIL, MERCANTIL, INQUILINATO Y MATERIA RESIDUALES – CORTE PROVINCIAL DE JUSTICIA DE PICHINCHA:

Yo, Katerine Endara Romero, en calidad de procuradora común y por mis propios derechos, en el juicio que sigo en contra de la Empresa Metropolitana de Alcantarillado y Agua Potable de Quito EMAAPQ (hoy Empresa Pública Metropolitana de Agua y Saneamiento de Quito), a Ustedes comparezco y digo:

El presente juicio fue apelado por las siguientes consideraciones de la sentencia que fue dictada por la Presidencia de la Corte Provincial de Justicia de Pichincha, la misma que carece de motivación como lo dispone la Constitución de la República y demás leyes secundarias; el presente juicio fue propuesto en contra de la Empresa antes mencionada por los daños y perjuicios causados, especialmente a las poblaciones de Tumbaco y Guayllabamba, ya que se distribuyó supuestamente agua potable en dichas dos poblaciones, lo cual no fue verdad como oportunamente y dentro del proceso justificamos que dicho líquido vital contenía arsénico en proporciones superiores a las fijadas por el Instituto Nacional Ecuatoriano de Normalización – INEN.

Durante todo el proceso dentro del presente juicio como en los otros juicios que oportunamente se siguió en contra de la EMAAPQ, dicha Institución no adoptó medida alguna para remediar la distribución de agua en las poblaciones de Tumbaco y Guayllabamba, excepto cuando por orden del Tribunal Constitucional (hoy la Corte Constitucional) se ordenó a la Empresa demandada tome medidas urgentes y definitivas para solucionar la distribución de agua que sea apta para el consumo humano en las  poblaciones antes indicadas. A pesar de lo ordenado por la Tercera Sala del Tribunal Constitucional, la EMAAPQ no dio cumplimiento a lo ordenado en sentencia, es por ello que el Juzgado Tercero de lo Civil de Pichincha, quien estaba a cargo de la ejecución de la sentencia inició un juicio por desacato en contra del Alcalde de ese entonces Gnral. Paco Moncayo e Ing. Juan Neira, en sus calidades de representantes de la Institución demandada.

Reitero que el agua de las parroquias de Tumbaco y Guayllabamba, contenían índices elevados de arsénico, la EMAAPQ en lugar de dar una solución a este problema actuó en forma irresponsable en la distribución de dicho líquido en las poblaciones antes mencionadas y especialmente no se cuidó la salud de los pobladores de dichos lugares.

En agosto del año 2006 se presentó una acción de Amparo Constitucional, de conformidad con el Art. 31 de la Constitución Política de la República del Ecuador que estuvo vigente para esa época en concordancia con el Art. 46 de la Ley de Control Constitucional también vigente a ese tiempo. Es así que dicho Amparo es conocido y concedido por el señor Juez Tercero de lo Civil de Pichincha y en la cual disponía la prohibición de suministrar agua contaminada con arsénico en las poblaciones de Tumbaco y Guayllabamba, dicha sentencia que fue apelada para ante el Tribunal Constitucional (hoy Corte Constitucional), fue ratificada; pero, la Empresa Metropolitana de Alcantarillado y Agua Potable – Quito siempre eludió dicha responsabilidad, y hasta la presente fecha jamás hizo una evaluación completa para determinar y garantizar el derecho a la salud y vida de los pobladores de las parroquias de Tumbaco y Guayllabamba, y que a continuación en forma técnica lo vamos a demostrar cómo la EMAAPQ, en forma irresponsable no tomó medidas para precautelar la salud de los habitantes de los poblados antes mencionados.

La propia Empresa Municipal responsable de distribuir agua potable confesó públicamente que los habitantes de Tumbaco y Guayllabamba recibieron agua con arsénico en niveles superiores a los admitidos por la ley, cuando aseveró en Audiencia de Estrados que hasta el año 2009 se habrían invertido aproximadamente 30 millones de dólares en medidas de adopción urgente para dar tratamiento al agua con arsénico o sustituir la fuente de agua (información que consta también en el Informe de Contraloría General DIAPA-0035-2007), por lo que me permito subrayar algunas de las informaciones gravísimas que constan en el expediente del juicio.

1.      Según el informe pericial (Prueba XL) sobre el “Cumplimiento de la norma NTE INEN 1 108 de los valores de arsénico en el agua de Tumbaco y Guayllabamba”, luego del procesamiento estadístico correspondiente se concluyó lo siguiente:   

1.      De la evaluación efectuada se observa que existe incumplimiento de la norma INEN 1 108 en TODOS los meses reportados, tanto del agua cruda como del agua tratada, en la parroquia de Tumbaco.

2.      De la evaluación efectuada se observa que existe incumplimiento de la norma INEN 1 108 en TODOS los meses reportados, tanto del agua cruda como del agua tratada, en la parroquia de Guayllabamba.

Para este análisis se tomó los valores máximos, que son los datos que reflejan el incumplimiento de la norma 

Incumplimiento del agua

Se observa que en el año 2005, Tumbaco recibió agua con concentraciones máximas de arsénico, alrededor de 10 veces más que la tolerada por la norma INEN actual de 0,01 mg/l (10ug/l), y más del doble con relación a la norma INEN anterior de 0,05 mg/l (50ug/l).

Del total de datos reportados por los laboratorios se observa que  más de la mitad, el 54% no cumple la norma vigente de agua potable INEN 1 108, y casi el 30% no cumple con la norma INEN anterior. 

cumplimiento normas

En la gráfica se compara el cumplimiento de la norma INEN y de la norma del Texto Unificado de Legislación Secundaria del Medio Ambiente TULSMA para demostrar que el agua no cumplía requisitos para agua potable según el INEN, ni tampoco cumplía los requisitos para agua cruda según el TULSMA, (el valor de 0,05mg/l en el TULSMA coincide con el valor de la norma INEN anterior para agua potable).

Puesto que el agua cruda únicamente era tratada para la desinfección, el arsénico  de la fuente (agua subterránea) se trasladaba a la tubería y domicilios como viniera del pozo. También se observa que el agua en los lugares de captación no estuvo calificada para ser destinada para consumo humano, aunque fuese tratada convencionalmente con sedimentadores y filtros de grava, según lo norma del TULSMA. 

 
Visitas: 398