ENLACE COVALENTE

Categoría: Principal Publicado el Domingo, 14 Junio 2015 Escrito por Super Usuario

El par electrónico es compartido, en mayor o menor grado, por los núcleos de los átomos que se enlazan. Los átomos no ganan ni pierden electrones, COMPARTEN.

Al formarse una molécula pueden formarse uno, dos, tres o más pares electrónicos, según eso se hablará de enlace simple, doble, triple, etc.

                                   F – F                               O = O                                       N ≡ N

Este caso tiene lugar cuando se ponen en contacto átomos iguales, por ejemplo, en la formación de las moléculas de hidrógeno H2, de flúor F2 o átomos de elementos con propiedades físicas y químicas similares como en la formación de HF, H2O, NH3, CH4 y CF4.

Pero, cómo ocurre este tipo de enlaces?

El par (o los pares) electrónico (s) formado(s), es (o son) atraído(s) con igual o similar fuerza por los dos núcleos de los átomos.

Esto deviene en que se aproximen mucho los átomos. Al acercarse lo suficiente dos átomos que tienen electrones desapareados los campos eléctricos se unen, los campos magnéticos atómicos también se unen formando un gran circuito eléctrico y un gran campo magnético y por supuesto se enlazan los electrones por sus espines formando los denominados pares electrónicos.

 

 

 

Póngaseatención  que  launiónentre  losátomos  implica  una  reordenaciónde  loscampos magnéticosy eléctricos, pues éstos debentenerdirecciónopuestapara enlazarse, en caso contrariohabrárepulsión.

 

Unasuntosimilar debeocurrir internamenteconlosespines electrónicos.

 

 

 

Este es un esquema de cómo se forman los enlaces químicos denominados covalentes, se enlazan los electrones, se fusionan los campos magnéticos y eléctricos de los dos átomos. Hay emisión de energía, como resultado el sistema se estabiliza y por lo tanto se torna más fuerte.

Al formarse el enlace Valente, en el par electrónico participa cada uno de los átomos con un electrón. En los átomos aislados, cada electrón es atraído por, y atrae a, un núcleo positivo; en la molécula, cada electrón es atraído por dos núcleos positivos.

ENLACE COVALENTE APOLAR.-

Si los átomos enlazados son no metales e idénticos (como en N2 o en O2), los electrones son compartidos por igual por los dos átomos, y el enlace se llama covalente apolar.

Naturalmente, al combinarse dos átomos iguales no tendrá lugar el mecanismo anterior de formación del enlace iónico. El par electrónico formado pertenece por igual a los dos núcleos, no hay desbalance eléctrico y se denomina enlace covalente apolar.
.
En el esquema de abajo se observa el proceso simultáneo e idéntico de aproximación de los dos átomos de fluor para enlazarse y formar una molécula en la cual cada átomo logra una estructura estable.

Ninguno de los átomos tiene preeminencia sobre el par electrónico.

 

 

De la fórmula se deduce, que el enlace valente (rayita) de las formulas estructurales comunes corresponde a un par de electrones.


Cl – Cl

Cuando la diferencia de electronegatividades es nula (dos átomos iguales), el enlace formado será covalente puro (apolar).

Así pues, para diferencias de electro-negatividades mayores de 2 el enlace será predominantemente de carácter iónico, como sucede entre el oxígeno o flúor con los elementos de los grupos 1 y 2; sin embargo, cuando está entre 0 y 1,7 será el carácter covalente el que predomine, como es el caso del enlace C-H. No obstante, según el químico Raymond Chang, esta diferencia de electronegatividad entre los átomos debe ser 2,0 o mayor para que el enlace sea considerado iónico (Chang, 371).

Dependiendo de la diferencia de electronegatividad, el enlace covalente puede ser clasificado en covalente polar y covalente puro o apolar. Si la diferencia de electronegatividad está entre 0,4 y 1,7 es un enlace covalente polar, y si es inferior a 0,4 es covalente apolar.

ENLACE COVALENTE POLAR

El enlace covalente polar es el tipo más común de enlace químico. Si los átomos son distintos (como en el óxido nítrico, NO), pero no tienen características opuestas como los metales del primer grupo y los halógenos del séptimo grupo, atraerán el par electrónico con diferente fuerza, los electrones serán compartidos en forma desigual y el enlace se llama Enlace Covalente Polar. Polar porque la molécula formada tiene un polo eléctrico positivo y otro negativo, y covalente porque los átomos comparten los electrones, aunque sea en forma desigual.

 

 

Cabe mencionar que se habla siempre del par electrónico porque una vez que el electrón se acerca lo suficiente a la capa electrónica del elemento más electronegativo inmediatamente se acopla al electrón desapareado de éste formando un par electrónico con campos magnéticos enlazados como se vió anteriormente.

El par electrónico comienza a girar por un orbital molecular en el que participan los núcleos de los dos átomos, aunque con preeminencia hacia el átomo más electronegativo. En resultado se forman las moléculas polares, con un extremo más electropositivo y el otro extremo más electronegativo.

El enlace polar se caracteriza porque el par electrónico en alguna medida está desviado o pertenece más a uno de los átomos que se combinan, pero no tanto como para formar iones. Las órbitas electrónicas están enlazadas por sus dos núcleos. Considerando la última particularidad el enlace polar se le une al enlace apolar bajo la denominación de enlace covalente.

El enlace polar es una variedad del enlace covalente, el cual ha sufrido una polarización parcial hacia uno de los lados. (las capas electrónicas de las moléculas están desviadas hacia el átomo con mayor electronegatividad). El enlace covalente polar es intermedio entre el enlace covalente apolar y el enlace iónico.

El traslado de la capa electrónica se denomina polarización. Naturalmente, el enlace covalente se transforma en iónico al haber una polarización extrema.


 

Visitas: 327