Conclusiones Específicas B

Categoría: Articulos Publicado el Domingo, 14 Julio 2013 Escrito por Super Usuario

5. La calidad del agua del río Guayllabamba en Perucho presenta condiciones aceptables, inclusive sería posible usos de ella, si las condiciones de toma no fueran tan difíciles. Haciendo la salvedad de Chacapata (datos que deberán confirmarse), se puede afirmar que a partir de este punto el río no presenta ningún problema en las condiciones de calidad del agua, más aún si se considera las severas restricciones para usos consuntivos. 

6. Puede adoptarse el sitio de Perucho como punto de control, donde se podría monitorear valores representativos de la descarga global de las aguas servidas de Quito, para vigilar que las descargas de aguas servidas no generen impactos importantes aguas abajo a futuro, (considerando incluso condiciones especiales como bajos caudales, descargas importantes industriales, etc.). 

    Otro punto de control puede ser Nayón, luego de la confluencia del San Pedro (en este    caso Monjas no entra en el control), que reflejaría las condiciones de contaminación de un 80% de la urbe. En este caso serían más severas las condiciones para control puesto que no se tomaría en cuenta los aportes del Chiche, Guambi, Uravia, etc. que producen dilución. 

   Sitio de control se ha denominado al sitio donde se integran todas las descargas y a partir del cual no existen nuevos aportes importantes de contaminación, se considera de esta manera a todas las descargas de Quito como una carga puntual total, a partir de la cual empieza el proceso de autodepuración. 

7  Se podría considerar que a partir de Nayón, el río Guayllabamba actualmente presenta condiciones aceptables, sin riesgos para la salud (tramo que fluctúa entre azul y verde en el cuadro de Criticidad); tampoco se presentan demandas para mejorar su calidad, puesto que no existen usos de sus aguas. 

Esto significa que la implantación de Plantas Depuradoras afuera de Quito, recogiendo aguas servidas, para descargar en Nayón o más adelante (según lo propuesto por el Plan Maestro de Inversiones de EMAAP-Q.) no tiene utilidad, puesto que el río tranquilamente acepta aguas más contaminadas y las recicla en su proceso de autodepuración.

8. Sobre los otros ríos del sistema de drenaje de la cuenca alta del Guayllabamba se puede concluir que: 

~    El río Monjas presenta un cuadro similar al Machángara, pero no tan acentuado puesto que atraviesa zonas no muy pobladas y por lo mismo los riesgos de contaminación son menores. 

~    Los ríos San Pedro y Pita son ríos que reciben descargas domésticas de las áreas de expansión, pero los niveles de contaminación son relativamente bajos y los umbrales de tolerancia son altos por su capacidad de autodepuración y por los pocos usos. 

~   Los ríos Chiche, Guambi, Uravia, Coyago, Pisque no presentan condiciones de contaminación, (lo que se puede afirmar a pesar de contar con muy pocos muestreos). La ventaja de estos ríos es que por un lado los caudales naturales son grandes, permitiendo altas diluciones, y por otro lado la carga contaminante es muy baja, por provenir de áreas poco pobladas. Los mayores riesgos a futuro podrían ser los agroquímicos de difícil asimilación y que podrían causar daños irreversibles en los manglares que reciben luego de dos o tres días estas aguas. 

 

Visitas: 326