BENEFICIOS

Categoría: Articulos
Publicado el Sábado, 09 Junio 2018
Escrito por Super Usuario

Una gestión integral del recurso hídrico es condición necesaria para lograr el bienestar de la población y el crecimiento económico de la sociedad. La buena calidad del agua, como elemento vital, debe ser preservada frente a acciones humanas contaminantes, y su aprovechamiento, como bien económico, debe ser racionalmente evaluado e introducido en un marco general de usos múltiples.

Los directamente beneficiados de un manejo integral del agua es la población usuaria, es decir todos, sin embargo el mayor impacto positivo sería sobre la población vulnerable como niños y tercera edad, puesto que se reducirían los casos de enfermedades provocadas por consumo de agua contaminada.

También serán beneficiarios directos aquellas personas que utilizan métodos caseros para purificar el agua que llega de la red pública, con la reducción de costos por clorar, filtrar o hervir el agua, y por la compra de agua embotellada.

La industria también se verá beneficiada económicamente si no tiene que gastar en purificar el agua que utiliza en la elaboración de productos, lo que podría también influir positivamente en los precios.  

Indudablemente las autoridades, como entidades responsables de la conservación del recurso y bienestar social, con el desarrollo del PSA, tendrán en sus manos una herramienta dúctil que les permitirá regular, controlar y gestionar acertadamente el agua como elemento vital y como recurso natural.

El conocimiento de la situación en calidad, cantidad y potencialidad de los recursos hídrico, permitirá a las Autoridades desarrollar los proyectos en aquellos aspectos que se determine como prioritarios, gracias a la información suficiente, y permitirá valorar el presupuesto necesario para la ejecución de obras y de gestión.

Conocido el alcance de los proyectos que responden a las necesidades detectadas y conocido el presupuesto necesario para aquello, se podrá calcular las TARIFAS de manejo ambiental de las cuencas hídricas y del agua, garantizando de esta manera el financiamiento para el manejo sostenible de los recursos y dando cumplimiento a lo dispuesto por la Ley de Recursos Hídricos y uso del agua (Art. 137).

La finalidad del PSA es muy clara: garantizar sistemáticamente la seguridad y aceptabilidad del agua de consumo humano suministrada por un sistema de abastecimiento

 

PROPUESTA DE IMPLEMENTACIÓN DEL PSA

Categoría: Articulos
Publicado el Sábado, 09 Junio 2018
Escrito por Super Usuario

El PSA es un proceso porque implica varios pasos para alcanzar la integralidad del manejo y la gestión del recurso agua:

 

  1. Conocimiento de la situación actual: inventarios y mapas

  2. Ordenamiento de información actualizada: monitoreo y software

  3. Establecimiento de la cooperación de los  usuarios: educación y comunicación

  4. Definición de la situación que se espera alcanzar: evaluación y objetivos

  5. Construcción de herramienta de control y gestión del agua: programas y  entrenamiento

La propuesta de implementación del PSA está presentada por proyectos que se ejecutan de manera secuencial, dando una lógica en las actuaciones y programas propuestos. Sin embargo cada proyecto ofrece beneficios concretos que mejoran las condiciones  de manejo y control del agua, y pueden ser gestionados por separado.

 
 
 
 
 
 
 

METODOLOGÍA

Categoría: Articulos
Publicado el Sábado, 09 Junio 2018
Escrito por Super Usuario

Con el propósito de ejecutar un adecuado manejo del agua, es fundamental conocer el diagnóstico de su estado de contaminación y sus impactos. También se debe determinar si el agua es apta para el uso seleccionado de consumo humano, es decir es necesario evaluarla con las normas INEN para el agua potable  y con las normas del TULSMA para el agua “cruda” en las fuentes.

Paralelamente a estas condiciones y calificación  para el uso, es necesario identificar los riesgos de contaminación, para prevenirlos mediante acciones concretas en función de los usos actuales y potenciales. En otras palabras, no es suficiente conocer la oferta ambiental del recurso hídrico sino la demanda social que presiona sobre éste, comenzando por construir el catastro de usuarios. Este levantamiento LINEA BASE debe constituir la etapa inicial de cualquier programa de utilización y/o de protección de los recursos hídricos.

Para determinar en qué puntos existen las mayores concentraciones de contaminación  y cuáles descargas estarían contaminando en mayor grado, es decir para determinar el lugar, importancia  y magnitud de los problemas hallados entre la oferta y la demanda del agua, es necesario implementar una RED DE MONITOREO DE CALIDAD DEL AGUA EN FUENTES.

En particular es importante garantizar la idoneidad del agua de consumo humano, y minimizar el riesgo de impactos socio- ambientales debido a la provisión de agua no potable. Para conocer si se cumple o no la normativa de agua potable y cuáles podrían ser las medidas necesarias, es indispensable la información mediante el MONITOREO DE LA CALIDAD DEL AGUA POTABLE.

Actualmente la población no está en condiciones de participar, no conoce el problema de calidad del agua, no puede por tanto responder con sugerencias y compromisos, por lo cual se hace urgente ejecutar un PROGRAMA DE INVOLUCRAMIENTO DE LA COMUNIDAD para que la población participe e interactúe propositivamente con las autoridades y el ambiente.

Los datos actualizados se deben procesar estadística y gráficamente para que sean interpretados, mostrando las tendencias y los sitios críticos; un sistema de manejo de datos SEGA_A, que permita de manera continua el control de la calidad del agua es una herramienta muy útil e imprescindible para acceder a la información y utilizarla oportunamente. La implementación del PSA debe evaluar la solidez de los datos existentes y garantizar la accesibilidad y utilización de los nuevos datos actualizados.

Con los datos actualizados, validados y procesados se podrá evaluar si en el cantón, la oferta del agua con calidad es suficiente para abastecer la demanda, actual y futura, de agua para consumo humano. Sólo conociendo y sopesando estos dos platillos de la balanza se podrá identificar los OBJETIVOS DEL MANEJO DEL AGUA y de su cuenca hídrica, identificando las limitantes, las metas, las acciones, los plazos, los responsables, los usuarios, el presupuesto, y establecer un plan de gestión que teniendo en cuenta la realidad ambiental del recurso procure satisfacer las necesidades para su utilización.

Por lo mencionado, para garantizar la calidad del agua en su uso respectivo y para la definición de las metas de calidad, es necesario circunscribirse dentro de un proceso de planificación integral, con el PLAN PROGRAMATICO, con la participación de usuarios y responsables y con la suficiente información que permita la toma de decisiones oportunas y acertadas, que engloban aspectos  técnicos, sociales, ambientales, políticos y económicos.

La institucionalización del PLAN DE SEGURIDAD DEL AGUA (PSA), que brinda garantía de calidad y cantidad para los consumidores de agua potable, exige la conformación de un equipo interdisciplinario experto de la entidad responsable del abastecimiento de agua potable y el compromiso de sus autoridades

 

METODOLOGÍA, PLAN SEGURIDAD DEL AGUA

Categoría: Articulos
Publicado el Sábado, 09 Junio 2018
Escrito por Super Usuario

Con el propósito de ejecutar un adecuado manejo del agua, es fundamental conocer el diagnóstico de su estado de contaminación y sus impactos. También se debe determinar si el agua es apta para el uso seleccionado de consumo humano, es decir es necesario evaluarla con las normas INEN para el agua potable  y con las normas del TULSMA para el agua “cruda” en las fuentes.

Paralelamente a estas condiciones y calificación  para el uso, es necesario identificar los riesgos de contaminación, para prevenirlos mediante acciones concretas en función de los usos actuales y potenciales. En otras palabras, no es suficiente conocer la oferta ambiental del recurso hídrico sino la demanda social que presiona sobre éste, comenzando por construir el catastro de usuarios. Este levantamiento LINEA BASE debe constituir la etapa inicial de cualquier programa de utilización y/o de protección de los recursos hídricos.

Para determinar en qué puntos existen las mayores concentraciones de contaminación  y cuáles descargas estarían contaminando en mayor grado, es decir para determinar el lugar, importancia  y magnitud de los problemas hallados entre la oferta y la demanda del agua, es necesario implementar una RED DE MONITOREO DE CALIDAD DEL AGUA EN FUENTES.

En particular es importante garantizar la idoneidad del agua de consumo humano, y minimizar el riesgo de impactos socio- ambientales debido a la provisión de agua no potable. Para conocer si se cumple o no la normativa de agua potable y cuáles podrían ser las medidas necesarias, es indispensable la información mediante el MONITOREO DE LA CALIDAD DEL AGUA POTABLE.

Actualmente la población no está en condiciones de participar, no conoce el problema de calidad del agua, no puede por tanto responder con sugerencias y compromisos, por lo cual se hace urgente ejecutar un PROGRAMA DE INVOLUCRAMIENTO DE LA COMUNIDAD para que la población participe e interactúe propositivamente con las autoridades y el ambiente.

Los datos actualizados se deben procesar estadística y gráficamente para que sean interpretados, mostrando las tendencias y los sitios críticos; un sistema de manejo de datos SEGA_A, que permita de manera continua el control de la calidad del agua es una herramienta muy útil e imprescindible para acceder a la información y utilizarla oportunamente. La implementación del PSA debe evaluar la solidez de los datos existentes y garantizar la accesibilidad y utilización de los nuevos datos actualizados.

Con los datos actualizados, validados y procesados se podrá evaluar si en el cantón, la oferta del agua con calidad es suficiente para abastecer la demanda, actual y futura, de agua para consumo humano. Sólo conociendo y sopesando estos dos platillos de la balanza se podrá identificar los OBJETIVOS DEL MANEJO DEL AGUA y de su cuenca hídrica, identificando las limitantes, las metas, las acciones, los plazos, los responsables, los usuarios, el presupuesto, y establecer un plan de gestión que teniendo en cuenta la realidad ambiental del recurso procure satisfacer las necesidades para su utilización.

Por lo mencionado, para garantizar la calidad del agua en su uso respectivo y para la definición de las metas de calidad, es necesario circunscribirse dentro de un proceso de planificación integral, con el PLAN PROGRAMATICO, con la participación de usuarios y responsables y con la suficiente información que permita la toma de decisiones oportunas y acertadas, que engloban aspectos  técnicos, sociales, ambientales, políticos y económicos.

La institucionalización del PLAN DE SEGURIDAD DEL AGUA (PSA), que brinda garantía de calidad y cantidad para los consumidores de agua potable, exige la conformación de un equipo interdisciplinario experto de la entidad responsable del abastecimiento de agua potable y el compromiso de sus autoridades

 

OBJETIVOS

Categoría: Articulos
Publicado el Sábado, 09 Junio 2018
Escrito por Super Usuario

Institucionalizar el Plan de Seguridad del Agua PSA como un plan programático permanente, que dirige la gestión y manejo del recurso hídrico para garantizar la seguridad del agua de consumo humano en el Sistema de Abastecimiento; definiendo objetivos de manejo y creando capacidades para el seguimiento, conservación y aprovechamiento del agua.

Objetivos específicos:

1.   Describir el Sistema de Agua Potable: fuentes y aducciones; tratamientos de agua y su distribución;  catastro de usuarios

2.   Diseñar e implementar un Monitoreo permanente de los recursos hídricos y agua potable: actualización de datos, sistema informático

3.   Desarrollar un proceso de involucramiento entre la comunidad, las autoridades y los usuarios: educación y medios de comunicación

4.   Evaluar la calidad del agua y sus tendencias, definir objetivos de manejo, matriz de riesgos

5.   Construir un Plan Programático de seguimiento: programas e indicadores, autoevaluación, desarrollo de capacidades institucionales